El objetivo de este proyecto es proporcionar una herramienta que recoja los criterios de calidad y buenas prácticas a seguir por las distintas agencias y organismos pertenecientes a Redets. Liderado por AETSA y con la participación de todos los nodos de Redets se desarrollaron 67 estándares de calidad agrupados en cuatro bloques y doce dimensiones de calidad.
INTRODUCCIÓN /JUSTIFICACIÓN
La Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS (Redets) está formada por las agencias o unidades de evaluación de la Administración General del Estado y de las comunidades autónomas, que trabajan de manera coordinada, con una metodología común y bajo el principio del reconocimiento mutuo y la cooperación. En el marco de la línea de desarrollos metodológicos se planteó la necesidad de contar con herramientas para medir la calidad en los nodos que componen Redets para introducir la gestión de la calidad y la búsqueda de la excelencia en los mismos.
OBJETIVOS
El objetivo de este proyecto es proporcionar una herramienta que recoja los criterios de calidad y buenas prácticas a seguir por las distintas agencias y organismos pertenecientes a Redets.
MATERIAL Y MÉTODOS
Este trabajo, coordinado desde la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía se estructuró en dos fases:
En la primera fase se realizó una revisión de la literatura basada en una búsqueda estructurada para la que se consultaron en las principales bases de datos biomédicas, páginas web de Agencias y Unidades de Evaluación de Tecnologías Sanitarias nacionales e internacionales hasta marzo de 2016.
En la segunda fase, basándose en los resultados y siguiendo la metodología propuesta por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
(ACSA) debían definirse los estándares con un título, el propósito y mostrar tanto unas evidencias o buenas prácticas, como preguntas de evaluación para comprobar su cumplimiento. En esta fase, el trabajo se repartió entre cada nodo de la Redets, que seleccionaron a las personas encargadas de participar, tanto para la redacción como para la revisión de cada estándar mediante reuniones.
RESULTADOS PRINCIPALES
La revisión de literatura permitió localizar 800 referencias de las que finalmente se revisaron a texto completo 36 como potencialmente relevantes, excluyéndose 32 trabajos. Otros dos estudios localizados manualmente fueron incluidos. Los seis estudios incluidos tenían una estructura similar planteando criterios de calidad agrupados en distintos aspectos o dimensiones de calidad de los procesos en organismos dedicados a la evaluación de tecnologías sanitarias. Con los resultados, se planteó una versión preliminar de la herramienta de autoevaluación con 78 estándares agrupados en 12 dimensiones o criterios de calidad que a su vez se agregaban en 4 grandes
bloques: Bloque I Responsabilidad; Bloque II Clientes y Grupos de Interés; Bloque III Proceso de Producción y Bloque IV Recursos. Tras el trabajo de cada nodo, la puesta común en una reunión presencial del grupo de expertos y dos reuniones mediante teleconferencia, se revisaron todos los criterios y la intención de los mismos, todos los estándares (títulos, propósitos, evidencias y preguntas de autoevaluación) y la pertinencia de incluirlos o no, quedando definida la primera versión de la herramienta de autoevaluación con un total de 68 estándares.
CONCLUSIONES
La gestión de la calidad requiere de una herramienta de evaluación, y la que se ha acordado en este trabajo colaborativo, dentro de la línea de desarrollos metodológicos, supone un paso muy importante en la introducción de la política de calidad y búsqueda de la excelencia en cada uno de los nodos de la Redets.
Esta herramienta, además de permitir un análisis completo y global de todo el proceso de evaluación de tecnologías sanitarias en cada nodo de la Redets, permitirá basándonos en cada estándar y las evidencias o buenas prácticas necesarias para su cumplimiento, la redacción de un Manual completo de calidad en cada nodo que recopile toda la información necesaria.
Del mismo modo, la redacción de la herramienta ha detectado la necesidad de contar con un instrumento de evaluación de calidad de la propia Redets puesto que tiene sus propios procesos y procedimientos de funcionamiento independientes de correspondientes a los nodos, relacionados con la actividad coordinadora y que permitan detectar áreas de mejora.
INTRODUCTION
The Spanish Network of Agencies for Health Technology Assessment of the Spanish National Health Service (Redets) is a set of agencies,
units and services of the National and Regional Governments that work coordinately, with a common methodical framework, under the principles of mutual recognition and cooperation. In this framework, under the line of development of methodology the necessity of considering Quality Management was detected.
OBJECTIVES
The aim was to provide a tool for evaluating quality that includes the quality criteria and good practices to be followed for the different agencies and organizations belonging to Redets.
METHODS
The present report has been coordinated by the Andalusian Agency for Health Technology Assessment (AETSA) and it was developed in two
phases:
In the first phase, a systematic review was carried out, based on a structured search strategy in the main electronic databases, and manual
search in websites of national and international agencies (March 2016).
In the second phase, based on the methodology of the Andalusian Agency for Healthcare Quality (ACSA) and the results of the first phase, we created a proposal of self-evaluating tool. This proposal had to be completed in workgroups, and reviewed in a common meeting, with the cooperation of all the nodes of Redets.
MAIN RESULTS
A total of 800 references were found, finally 6 studies were included.
All of them was a similar structure with a list of good practices classified in dimensions of groups related to different quality aspects in HTA
organizations. With this information a proposal of 78 standards was made.
The standards were grouped in 12 quality criteria and structured in four dimensions: I Responsibility, II Clients and Stakeholders, III Production Process, and IV Resources. Each standard was developed in workgroups with the tasks of defining a statement or proposal, including evidences or good practices and the corresponding evaluation questions. In three whole meetings of the workgroups, by a process of discussion about each standard, the tool was reviewed and as a result, we obtained a document with the first version of our self-assessment tool (68 standards with the same structure in 12 criteria and 4 dimensions).
CONCLUSIONS
Quality management requires an evaluation tool, and the one that has been agreed in this collaborative work, within the line of methodological developments, is a very important step in the introduction of the quality policy and the pursuit for excellence in each of the nodes of the Redets
This tool, in addition to allowing a complete and comprehensive analysis of the whole process of evaluation of health technologies in each node of the Redets, will allow based on each standard and the evidence or good practices necessary for its compliance with the drafting of a complete Quality Manual in each node that compiles all the necessary information. Similarly, in the develop process we have detected the need to have an instrument for evaluating the network itself (Redets) that has its own processes and operating procedures, under an ongoing commitment of excellence.
10 B 2016 AETSA CALIDAD Criterios DEF (1.1 MiB, 34 downloads)