Use of flash sterilization

2005
MEDICINA PREVENTIVA Y SALUD PÚBLICA
TEC. SANITARIA. EXCLU. MED.
INFORMES DE EVALUACIÓN
+ Año
2005
+ Áreas de Conocimiento
MEDICINA PREVENTIVA Y SALUD PÚBLICA
+ Tipo Tecnología
TEC. SANITARIA. EXCLU. MED.
+ Línea de Producción
INFORMES DE EVALUACIÓN
Con el objetivo de evaluar la eficacia y seguridad de la esterilización de ciclo corto para la esterilización de material quirúrgico “crítico”, se realizó una revisión sistemática de la literatura. Los autores concluyeron que la esterilización “flash” puede utilizarse en situaciones de emergencia en las que el instrumental quirúrgico se necesite en un periodo corto de tiempo, pero no se recomienda su empleo en la esterilización de dispositivos implantables ni en la esterilización de material quirúrgico que haya estado en contacto con tejidos de riesgo para la transmisión de priones.
Las infecciones nosocomiales son aquellas que los pacientes adquieren como consecuencia de la hospitalización, derivadas de su estancia o de los cuidados recibidos, pudiendo aparecer los síntomas durante su permanencia en el centro o después del alta.
Dentro de las infecciones nosocomiales, una de las localizaciones más frecuentemente encontrada es la infección del lecho quirúrgico. Según el National Nosocomial Infection Surveillance de los Estados Unidos de América, supone entre un 14% y un 16% de todas las infecciones nosocomiales entre los pacientes hospitalizados, siendo las infecciones del lecho quirúrgico la tercera localización más frecuente. En España, las infecciones del lugar de la intervención han ocupado el segundo lugar en cuanto a localización más frecuente desde 1990 hasta 1995. A partir de 1996 se sitúa en tercera posición después de las infecciones del tracto urinario y las infecciones respiratorias.
El instrumental médico está categorizado como material crítico, semicrítico o no crítico dependiendo del riesgo potencial de infección asociada a su uso. Los materiales críticos se utilizan para penetrar en cavidades estériles o en el sistema circulatorio, lo que conlleva un riesgo de transmisión de infección muy alto. Este tipo de instrumental deberá ser esterilizado antes de su uso.
La esterilización se define como todos aquellos procedimientos empleados para la emisión de productos libres de microorganismos viables.
La esterilización de ciclo corto (ECC) o esterilización “flash” somete al instrumental a ciclos de vapor a alta temperatura más cortos que los habitualmente utilizados. La Association for the Advancement of Medical Instrumentation define la esterilización “flash” como “el proceso designado para la esterilización de material para su uso inmediato”.
Se ha realizado una revisión sistemática de la literatura existente para dar respuesta al objetivo marcado. Se han consultado las bases referenciales MEDLINE y PreMEDLINE (en bases propias y en PubMed, desde el año 1999), CINAHL (desde el año 1995) y EMBASE (desde el año 1996).
No se han obtenido estudios epidemiológicos observacionales ni experimentales que intenten esclarecer la eficacia y seguridad de la esterilización de ciclo corto. De los 20 artículos incluidos, sólo dos muestran datos que relacionan indirectamente la esterilización “flash” con la infección nosocomial, y un tercero recoge la descripción de dos pacientes que sufrieron quemaduras derivadas de la inadecuada utilización de este proceso. También se obtuvo un estudio de casos y controles, que si bien no aporta datos sobre la esterilización “flash”, sí que intenta determinar si hay evidencia de transmisión de la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (ECJ) a través del instrumental quirúrgico contaminado durante las intervenciones oftalmológicas. Así pues, y sobre la base de lo publicado, los resultados presentados se basan, fundamentalmente, en recomendaciones dadas por expertos en este campo, derivadas de una fuerte justificación y evidencias sugestivas, incluso aunque no se hayan realizado todavía estudios científicos.
Según los resultados obtenidos de la revisión sistemática realizada, las recomendaciones estándar establecidas por las distintas organizaciones consultadas son trasladables a nuestro ámbito:
1. La esterilización “flash” puede utilizarse en situaciones de emergencia en las que el instrumental quirúrgico se necesite en un periodo corto de tiempo (ejemplo: caída accidental de material durante la intervención), y por lo tanto, el procesado por los métodos tradicionales sea inviable.
2. La ECC no debe utilizarse para la esterilización de dispositivos implantables por la posibilidad de infecciones potencialmente graves en los pacientes.
3. La ECC no debe utilizarse para la esterilización de material quirúrgico que haya estado en contacto con tejidos de riesgo para la transmisión de priones, en pacientes diagnosticados o con sospecha de encefalopatía espongiforme.
4. La esterilización “flash” debe realizarse bajo una serie de requisitos a fin de lograr y poder documentar resultados fehacientes que garanticen la correcta esterilización del instrumental quirúrgico.
5. Los servicios quirúrgicos deben prever las necesidades de juegos de instrumental en función del número de intervenciones programadas con el fin de disponer de material suficiente en cada caso.
AETSA P 2005 9 Esteriflash (360.2 KiB, 59 downloads)