Fidaxomicin for the treatment of Clostridium difficile infection.

2014
FARMACIA HOSPITALARIA, MEDICINA INTERNA
MEDICAMENTO
INFORMES DE EVALUACIÓN
+ Año
2014
+ Áreas de Conocimiento
FARMACIA HOSPITALARIA, MEDICINA INTERNA
+ Tipo Tecnología
MEDICAMENTO
+ Línea de Producción
INFORMES DE EVALUACIÓN
Se evalúa la eficacia y seguridad de fidaxomicina en pacientes con dicha infección, así como su impacto presupuestario. También se establecen recomendaciones de su uso. Se ha demostrado la no inferioridad de fidaxomicina frente a vancomicina en curación clínica y su superioridad en reducción de recurrencias y curación global en infecciones de leve a moderada. El perfil de seguridad no presenta grandes diferencias respecto a vancomicina. El impacto presupuestario a un año, según diferentes escenarios, podría alcanzar más de 600.000 € anuales.
Fidaxomicina (FDX) es un nuevo antibiótico macrocíclico autorizado para el tratamiento de la infección por C. difficile (ICD) en adultos. Se trata de un antibiótico bactericida, con actividad frente a la toxina y muy selectivo frente a C. difficile.

En el tratamiento de la ICD la primera medida, siempre que sea posible, es la interrupción del antibiótico causante de la ICD, con el objetivo de restablecer la flora bacteriana normal del intestino. Se recomienda que la selección del antibiótico se base a la gravedad de la ICD.

-ƒ En un episodio inicial de ICD leve o moderada el antibiótico de elección es metronidazol; y, en los casos de ICD grave vancomicina.
-ƒ En la primera recurrencia se recomienda utilizar el mismo antibiótico que se haya empleado para tratar el episodio inicial, salvo en los casos en los que la recurrencia sea una ICD grave, en cuyo caso se utilizará vancomicina.
-ƒ Las siguientes recurrencias se tratan usando vancomicina en pautas descendentes.

Los objetivos de este informe son:
-ƒ Evaluar la eficacia de fidaxomicina frente a vancomicina y metronidazol, en pacientes adultos con ICD.
-ƒ Evaluar la seguridad de fidaxomicina frente a vancomicina y metronidazol, en pacientes adultos con ICD.
-ƒ Estimar el impacto presupuestario de la terapia con fidaxomicina para el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA).
-ƒ Establecer recomendaciones basadas en la evidencia científica sobre la utilización de fidaxomicina en la terapia de la ICD.

Se realizó una búsqueda bibliográfica sistemática en las bases de datos: PubMed, Embase, Cochrane e IDIS. Asimismo, se realiza una búsqueda sistemática en los sitios web de las agencias de evaluacinacionales o internacionales de medicamentos.

La evaluación de la eficacia y seguridad de fidaxomicina se basa en dos ECA en fase III, con un diseño casi idéntico de no inferioridad, en los que se compara la eficacia y seguridad del tratamiento con fidaxomicina (400 mg/día) vs. vancomicina (500 mg/día), durante 10 días, en pacientes con ICD moderada/grave. En los dos estudios se excluyeron a los pacientes más graves: ICD fulminante o amenazante para la vida, megacolon tóxico, más de una recurrencia
en los tres meses anteriores y enfermedad de Crohn.

La variable primaria de eficacia fue el grado de curación clínica al final del tratamiento; y las variables secundarias, la recurrencia de la infección en las cuatro semanas tras finalizar el tratamiento y la curación global. El análisis se hizo en las dos poblaciones de pacientes (ITTm y PP).

Los resultados de los dos ensayos mostraron la no inferioridad de fidaxomicina frente a vancomicina en la curación clínica y, la superioridad de fidaxomicina frente a vancomicina para reducir recurrencias ([FDX 15,4 % vs. VA 25,3 %, p=0,005] y [FDX 12,7 % vs. VA 26,9 %, p<0,001]) y en la curación global ([FDX 74,6 % vs. VA 64,1 %; p=0,006] y [FDX 76,6 % vs. VA 63,4 %; p=0,001]) en pacientes con ICD de leve a moderada, tras cuatro semanas de tratamiento.

No se dispone de experiencia de uso de fidaxomicina en pacientes con ICD grave, ya que estos pacientes no se incluyeron en los ensayos.

Los resultados de los diferentes subgrupos analizados, han mostrado que:

ƒ En pacientes infectados con la cepa NAP1/BI/027, no se observaron diferencias significativas entre fidaxomicina y vancomicina en la curación clínica ni en el índice de recurrencias (FDX 27 % vs. VA 21 % y FDX 22 % vs. VA 38 % en ambos ensayos).
ƒ- En pacientes con terapia antibiótica concomitante, fidaxomicina fue más eficaz que vancomicina en la curación clínica (FDX: 90,0 % vs. VA: 79,4 %) y en la prevención de recurrencias (FDX: 16,9 % vs. VA: 29,2 %).
-ƒ En pacientes con un episodio anterior de ICD no se observaron diferencias en la curación clínica, aunque fidaxomicina fue superior en la prevención de la 2ª recurrencia (FDX: 19,7 % vs. VA: 35,.
-ƒ Fidaxomicina se asocia a un riesgo un 60 % menor de recurrencias tras ajustar la edad, tratamientos antibióticos concomitantes y cepas de C. difficile.
- Fidaxomicina se asocia a menos recurrencias (OR: 0,37; IC 95 % 0,16 – 0,86; p=0,018) que vancomicina, en pacientes con cáncer.

La incidencia global de efectos adversos de fidaxomicina en los ECA fue del 11 %, sin que se detectaran grandes diferencias en el perfil de seguridad frente a vancomicina. Los efectos adversos descritos con mayor frecuencia fueron los gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal).

En relación a la evaluación económica, diferentes agencias evaluadoras (CDEC y SMC) han señalado que el coste efectividad estimado es extremadamente sensible a la estimación de la tasa de recurrencia y recomiendan el uso de fidaxomicina en pacientes con una primera recurrencia a ICD y, sin embargo, no en pacientes con ICD grave (20,21).

Se ha estimado que el impacto presupuestario para el SSPA a un año, según diferentes escenarios podría alcanzar más de 600.000 € anuales si se sustituyese por fidaxomicina el 100 % de los tratamiento de ICD realizados con vancomicina y de 31.000 € y en el caso de que se sustituyese el 5 % de los pacientes tratados con vancomicina.
AETSA 10 2013 Fidaxomicina (917.4 KiB, 26 downloads)