Security and effectiveness of perfusion machines in solid organs transplantations. Update.

2022
ANESTESIOLOGÍA Y REANIMACIÓN, APARATO DIGESTIVO, CARDIOLOGÍA, CIRUGÍA CARDIOVASCULAR, CIRUGÍA GRAL. Y DEL A. DIGESTIVO, CIRUGÍA TORÁCICA, MEDICINA INTENSIVA, MEDICINA INTERNA, NEFROLOGÍA, NEUMOLOGÍA
TEC. SANITARIA. EXCLU. MED.
INFORMES DE EVALUACIÓN
+ Año
2022
+ Áreas de Conocimiento
ANESTESIOLOGÍA Y REANIMACIÓN, APARATO DIGESTIVO, CARDIOLOGÍA, CIRUGÍA CARDIOVASCULAR, CIRUGÍA GRAL. Y DEL A. DIGESTIVO, CIRUGÍA TORÁCICA, MEDICINA INTENSIVA, MEDICINA INTERNA, NEFROLOGÍA, NEUMOLOGÍA
+ Tipo Tecnología
TEC. SANITARIA. EXCLU. MED.
+ Línea de Producción
INFORMES DE EVALUACIÓN
El objetivo de este informe es evaluar la eficacia y seguridad de las máquinas de perfusión ex situ (MP) para órgano sólido, en comparación con la preservación estática hipotérmica (PEH), en términos de mortalidad, parámetros funcionales y supervivencia del injerto.
Se realizó una revisión sistemática de la literatura, incluyendo informes de evaluación de tecnologías, revisiones sistemáticas y metaanálisis. Se incluyeron 10 estudios, tres revisiones sistemáticas y una overview sobre riñón, cuatro revisiones sistemáticas sobre hígado, una overview sobre pulmón y dos revisiones sobre corazón.
Tras analizar la evidencia incluida se concluyó que Las MP hipotérmicas para riñón son seguras y su utilización disminuye el riesgo de que se produzca función retardada del injerto con respecto a PEH, pero no aumentan la supervivencia al año, ni disminuyen el riesgo de disfunción primaria del injerto ni de rechazo agudo.
La evidencia localizada sobre las MP para hígado es limitada aunque sus resultados apuntan que son seguras y que su uso puede mejorar los parámetros funcionales del injerto y disminuir el riesgo de disfunción temprana frente a PEH, sin embargo no se han registrado cambios en la supervivencia ni el rechazo agudo con respecto a la PEH.
La evidencia localizada sobre MP normotérmicas para pulmones compara su uso en órganos procedentes de donantes con criterios expandidos con el uso de PEH en órganos de muerte encefálica sin hallar diferencias en la seguridad y efectividad.
La escasa evidencia sobre el uso de las MP normotérmicas para corazón no permite establecer conclusiones.

Introducción
Las máquinas de perfusión (MP) ex situ son dispositivos extracorpóreos diseñados para optimizar la preservación y recuperación de órganos destinados a trasplante y disminuir el daño por reperfusión que se produce como consecuencia del empleo de la preservación estática hipotérmica (PEH). Su uso se plantea para poder aumentar el número de órganos disponibles para trasplante incorporando los procedentes de donantes en condiciones no óptimas.
Objetivo
Evaluar la efectividad y seguridad de las MP para órgano sólido, en comparación con la PEH, en términos de mortalidad, parámetros funcionales y supervivencia del injerto.
Métodos
Revisión sistemática de la literatura, incluyendo informes de evaluación de tecnologías, revisiones sistemáticas y metaanálisis. Para su elaboración se consultaron las siguientes bases de datos referenciales hasta julio de 2021 (con lenguaje libre y controlado): Medline, EMBASE, Web of Science, PubMed y Cochrane Library. También se exploraron INAHTA, la base de datos del CRD, NICE y la web de CADTH. La selección de los estudios y el análisis de su calidad se realizaron por dos investigadores independientes. La síntesis de los resultados se llevó a cabo de forma cualitativa. La calidad de los estudios fue evaluada mediante la herramienta AMSTAR-2 para revisiones sistemáticas.
Resultados
De un total de 228 referencias, se incluyeron 10 estudios, tres revisiones sistemáticas y una overview sobre riñón, cuatro revisiones sistemáticas sobre hígado, una overview sobre pulmón y dos revisiones sobre corazón.
En relación a la preservación de riñones, todos los trabajos incluidos analizan MPH. El metaanálisis de mayor calidad encontró un mayor riesgo relativo de diálisis en la primera semana tras el trasplante (función retardada del injerto) en los injertos procedentes de PEH que en los conservados mediante MPH (0,77 (0,66 – 0,91)). Esta diferencia se mantuvo tanto en los injertos provenientes de donantes de muerte encefálica (DME) como de donantes de muerte circulatoria (DMC). No hubo diferencias en la disfunción primaria del injerto (DPI), la supervivencia (S) del paciente al año o el rechazo agudo. Estos resultados se reprodujeron en el resto de trabajos incluidos.
En todos los trabajos incluidos sobre MP para hígado se halló una disminución del riesgo de disfunción temprana del injerto al usar MP, tanto normotérmica, como hipotérmica e hipotérmica oxigenada. El informe de NICE halló mejores resultados funcionales de los injertos procedentes de MP que en los de PEH y mejoras leves en las complicaciones biliares.
En los trabajos incluidos sobre pulmón se analizaron MP normotérmicas y no se hallaron diferencias significativas en disfunción primaria del injerto, ni en la supervivencia, al mes y al año, ni en la necesidad de ventilación asistida. En estos estudios, los donantes incluidos en el grupo de MP son clasificados como DCE (o marginales) y los del grupo PEH son DME.
La evidencia sobre MP para corazón es escasa e indica que no hay diferencias significativas en la funcionalidad, eficacia y seguridad de los injertos preservados mediante MP frente a los preservados con PEH.
Conclusiones
Las MP hipotérmicas para riñón son seguras y su utilización disminuye el riesgo de que se produzca función retardada del injerto con respecto a la preservación estática hipotérmica, pero no aumentan la supervivencia al año, ni disminuyen el riesgo de disfunción primaria del injerto ni de rechazo agudo.
La evidencia localizada sobre las MP para hígado es limitada aunque sus resultados apuntan que son seguras y que su uso puede mejorar los parámetros funcionales del injerto y disminuir el riesgo de disfunción temprana frente a PEH, sin embargo no se han registrado cambios en la supervivencia ni el rechazo agudo con respecto a la PEH.
La evidencia localizada sobre MP normotérmicas para pulmones compara su uso en órganos procedentes de donantes con criterios expandidos con el uso de PEH en órganos de muerte encefálica sin hallar diferencias en la seguridad y efectividad.
La escasa evidencia sobre el uso de las MP normotérmicas para corazón no permite establecer conclusiones.

Introduction
Ex situ perfusion machines (PM) are extracorporeal devices designed to optimize the preservation and recovery of organs destined for transplantation and to reduce the reperfusion injury due to static cold storage (CS). Its use could increase availability of organs for transplantation using those from donors in non-optimal conditions.
Objective
To assess the effectiveness and safety of ex situ machine perfusion for solid organ compared to CS in terms of mortality, functional parameters and graft survival.
Methods
Systematic literature review, including health technology assessment reports, systematic reviews and metaanalysis. The following reference databases were consulted until July 2021 (with free and controlled language): Medline, EMBASE, Web of Science, PubMed and Cochrane Library. We also explored INAHTA, the CRD database, NICE and CADTH website. The selection of the studies and the analysis of their quality were carried out by two independent reviewers. The synthesis of the results was carried out qualitatively. The quality of the studies was assessed using the AMSTAR-2 tool for systematic reviews.
Results
Of a total of 228 references, 10 studies were included, three systematic reviews and one overview on kidney, four systematic reviews on liver, one overview on lung and two systematic reviews on heart.
In relation to the preservation of kidneys, all the studies included analyze hypothermic PM. The highest quality meta-analysis found a higher relative risk of dialysis in the first week after transplantation (delayed graft function) in grafts from CS than in those preserved by PM (0.77 (0.66 – 0.91)). There were no differences in primary non-function, one year patient survival and acute rejection. These results were reproduced in the rest of the included studies.
In all the included studies analyzing PM for liver, the risk of early graft dysfunction was lower when using normothermic, hypothermic and hypothermic oxygenated PM. The NICE report found better functional results in grafts from PM than those from CS and modest improvements in biliary complications.
Normothermic lung PM were analyzed and no significant differences were found in primary graft dysfunction, one moth and one year graft survival and in the need for assisted ventilation. In these studies, donors included in the PM group were classified as circulatory death donor (or marginal) and those in the CS group were brain death donors.
The evidence on PM for the heart is scarce and indicates that there are no significant differences in the functionality, effectiveness and safety of grafts preserved by PM versus those preserved with CS.
Conclusions
Hypothermic PM for the kidney are safe and their use reduces the risk of delayed graft function with respect to cold storage, but they do not change one year survival, risk of primary graft dysfunction or acute rejection.
The included evidence on PM for liver is limited, although their results point that they are safe and that their use can improve the functional parameters of the graft and reduce the risk of early graft dysfunction better than cold storage, however, no changes have been recorded in survival or acute rejection.
Localized evidence on normothermic PM for lungs compares its use in organs from marginal donors with the use of cold storage in brain-dead organs, without finding differences in safety and effectiveness.
The limited evidence on the use of normothermic PM for heart does not allow conclusions to be drawn.
AETSA Máquina Percusion WEB (1.1 MiB, 13 downloads)